¿Como cobrar el diseño grafico?


Mucho se ha escrito sobre lo que cuesta el diseño grafico, o como debe cobrarse un trabajo de diseño. Pero con cada generación que se incorpora a la industria del diseño, el tema se vuelve recurrente y es motivo de consultas en foros, blogs y comunidades de diseño. La respuesta más aceptada es que un proyecto de diseño se debe cotizar por horas invertidas en su desarrollo, sin embargo en nuestro país y en general en América Latina, nuestra cultura es muy especial y muchas veces este concepto de cobrar por horas no es muy bien aceptado o de plano existen clientes que no aceptan este tipo de tratos comerciales.


El blog Duopixel, publica un artículo donde da respuesta a esta y otras interrogantes sobre cómo debe cobrarse un trabajo de diseño y cuanto debe cobrar un diseñador grafico por su trabajo. Copiamos el artículo para Ustedes:


El hecho de que trabajes desde México no es trivial. La escala de precios (y calidad) varía en órdenes de magnitud inimaginables en el mundo desarrollado. Una comida corrida (“menú” para los españoles, y dejaos de reír) puede ir desde $30 pesos hasta quizás $1500 por una comida bistró superfresa.


Habrá clientes que te digan “¡pero equis persona me lo cotizó en una décima parte de tu precio!”. No vale la pena tratar con ellos, ven el producto de diseño como un commodity, un producto cuya calidad es básicamente irrelevante. Si me encuentro una bolsa de sal que vale 10 pesos y otro que vale 100 pesos, evidentemente iré por el de 10. Puede que la calidad sea menor, pero no tanto para justificar un cambio drástico de precio.


Adicionalmente, México está cimentado en una cultura del regateo, aún cuando a tu cliente le parece barato el precio puede intentar sacarte una cotización más económica.


La mejor manera de cobrar el diseño es por hora, no por proyecto

Cuando comencé a diseñar y leía que la gente cobraba por hora se me hacía estúpido, le diré a mi cliente que sabré cuánto cobrarle cuando haya terminado. Yo era el estúpido en realidad. Lo que se hace es una estimación de horas que vas a tardar haciendo el proyecto.


¿Pero no es lo mismo que cobrar por proyecto? Un rotundo sí. La diferencia es que si un cliente intenta regatear—ya sea porque quiere ver hasta cuanto puedes bajar, o porque verdaderamente su presupuesto no alcanza—puedes recortar features para reducir el número de horas que te lleva hacerlo. Un proyecto es más como un monolito, es todo o es nada. Si le haces un descuento estás devaluando tu trabajo.


Adicionalmente, si te pide cosas que no estaban dentro de la cotización original es fácil cotizárselas: “me tardaré 8 horas más con lo que me estás pidiendo, por lo que te tendría que cobrar X pesos más”.


Además de tus conocimientos, tienes que cobrar tu equipo y espacio de trabajo

Un error común que he visto en los freelancers que hacen el salto desde un trabajo asalariado es simplemente cobrar un poco más de lo que estaban ganando antes. Esto es un error grave, pues tienes una computadora, software, conexión a internet, café, papel, impresora, llamada por celular y demás gastos que parece que no cuestan, porque de todas formas los tenías antes. Todos estos gastos se van acumulando y al final representan una parte sustanciosa de tu salario.

Aunque uses tu mesa del comedor para trabajar también la deberás de cobrar.


A clientes grandes hay que cotizar más horas

Hay muchos diseñadores que aplican la de según el sapo es la pedrada y si llega digamos Coca Cola a pedir una ilustración se volverían locos cobrando, porque para ellos es dinero para chicles. Yo no estoy de acuerdo con este razonamiento, pero tratar con clientes grandes sí involucra más trabajo porque:


Vas a tardar más tiempo intentando hacer trabajo de calidad

Vas a tratar con más gente que tiene interés en el proyecto, y tendrás que administrar su retroalimentación

El impacto de lo que hagas será mucho mayor a lo que estás acostumbrado, si cometes un error en la publicidad en la Gaceta de la Universidad Pancho Villa será mucho menor a si lo haces en New York Times.


¿Entonces cuánto debo de cobrar por hora?

Yo esperaría que un diseñador mexicano recién egresado me cobrara entre $100 y $150 MXN por hora en proyectos pequeños, alguien sénior quizás tres veces más. Cuando contratas a alguien una cantidad de horas definidas por mes este precio se reduce sustancialmente, porque es un ingreso seguro.


Pero a final de cuentas lo que puedes cobrar se reduce a dos cosas: el mercado y el valor sobre inversión de tu trabajo. Si hay muchas personas dispuestas a hacer lo mismo que tú, con la misma calidad y con menor salario, entonces estás cobrando demasiado. Y si alguien te pide hacer el sitio web del equipo de futbol del pueblo, quizás se ría de tu cotización, porque simplemente no tiene manera de justificar el gasto. En cambio, si has demostrado un éxito rotundo con clientes anteriormente, puedes darte el lujo de cobrar más porque estás casi-garantizando que obtendrá beneficios substanciosos sobre tu trabajo.


Artículo original: Duopixel

Anuncios

¿Outdoors aburridos? Para nada!!


Las nuevas tecnologías tanto digitales como interactivas aplicadas a la publicidad exterior, han obligado a los diseñadores de billboards a ser más creativos en sus propuestas, logrando en ocasiones resultados verdaderamente sorprendentes por su creatividad.
Así pues el anuncio espectacular estático tiene que ser más impactante para lograr la atención del espectador y potencial cliente, tal y como nos lo demuestran los siguientes ejemplos que hemos recopilado de aquí y de allá por la red: