Como diseñador ¿Deja que sus clientes elijan un logotipo equivocado?


No importa a que campo pertenezcamos, nuestra queja más común es: “Mis clientes son realmente difíciles de complacer.” Y si, el diseñador grafico es uno de los tiene que lidiar con los clientes más complicados, y en el campo del diseño de logotipos tener la habilidad de convencer a los clientes realmente es una bendición invaluable.

A pesar de que el trabajo del diseñador es proporcionar un abanico de opciones y alternativas a sus clientes (para eso les pagan) en muchas ocasiones el sentimiento es que estas sugestiones no son valoradas. Al final del día y después de un sinfín de cambios por parte del cliente, el diseñador termina haciendo un logotipo que no es de su total agrado. El diseñador tiene los conocimientos para saber que logotipo puede ser efectivo, pero algunos cliente son realmente tercos en sus decisiones. ¿Es razonable sacrificar las habilidades creativas y el instinto por seguir las estrictas instrucciones del cliente, aun sabiendo que estas darán como resultado un diseño desastroso? Esto nos deja con una gran interrogante.

1. ¿Asesinan sus clientes sus habilidades creativas?
El diseño grafico es un campo donde los clientes son muy influenciados por personas cercanas a ellos y muchas veces la aprobación final de los diseños está sujeta a la consulta con amigos y familiares. No es ninguna sorpresa cuando un cliente dice: “mi esposa quiere un fondo azul.” Se piden cambios de acuerdo a las recomendaciones de personas que podrían haber observado el logotipo por primera vez en su vida. Hay muchas instrucciones más que hay que seguir involuntariamente:

“Podría agregar una manchas de colores para hacer mi logotipo divertido”
“Mis amigos piensan que el texto debería ser rojo, grueso y subrayado”
“Me está cobrando muy caro, mi vecino me dijo que el consiguió su logotipo por solo $ 1500 .00.

2. ¿La frustración lo hace que salga su lado malo?
Todo diseñador grafico cree en el término “El cliente siempre tiene la razón.” Sin embargo, en ocasiones un cliente complicado puede ser algo frustrante y dejarlo sin muchas opciones. En estos casos su lado “malo” puede salir a flote y hacerlo seguir todas las instrucciones que su cliente le diga, sin importar que tan mal resulte eso. Para evitar hacer trabajo de más y discusiones con el cliente, muchos diseñadores terminan un logotipo de forma inapropiada, con evidentes fallas y defectos.

3. ¿Cómo conciliar?
Son pocas las posibilidades de satisfacer a un cliente completamente, siempre ven algo que puedan mejorar. En su mayoría los clientes no tienen idea que los cambios que proponen muchas veces harán que su diseño de logotipo sea poco atractivo. En tales circunstancias, se tienen dos opciones: Hacer los cambios tranquilamente y de acuerdo a los deseos del cliente (sin advertirle) o tratar de explicarle los errores (y preparase para otra serie de rediseños).

Artículo tomado y traducido de su original publicado en: Graphic Design Blog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s