En cuanto se acaben, cerramos


Una de las grandes herramientas del marketing es la sensación de escasez. Un gran ejemplo es una tienda de donuts en Chicago, que cierra en cuanto se le acaban los donuts, lo cual suele ocurrir al cabo de una o dos horas de abrir. Las colas se han hecho legendarias, y el modelo de venta es su mejor campaña de marketing.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s