Relación cliente-diseñador


De los que llevamos algunos años en esto, hemos ido aprendiendo a través de nuestros errores, en cada nueva experiencia te dices esto no me vuelve a pasar y vas juntando tantas de estas que puedes armar un pequeño manual de lo que no se hace

Es verdad, en la universidad nunca nos enseñaron como establecer una relación con el cliente, no te emociones, me refiero laboral.De los que llevamos algunos años en esto, hemos ido aprendiendo a través de nuestros errores, en cada nueva experiencia te dices esto no me vuelve a pasar y vas juntando tantas de estas que puedes armar un pequeño manual de lo que no se hace, y justamente de eso se trata este artículo, un conjunto reglas que me han servido para establecer una cordial y transparente relación con mis clientes.

Primero pongamos las cosas claras, eres un diseñador y por lo tanto un profesional, como tal vende tu trabajo, entre más asumida tengas la idea, más fácil lo transmitirás a tus clientes.

Escucha todo lo que el cliente te diga y sé preciso en la formulación de tus preguntas, haz que suelte toda la sopa, ningún cuestionamiento pasará como innecesario mientras eso permita que comiencen a surgir ideas, ojo, dije a que surjan ideas, no que las trabajes sin haber cobrado un peso.

¿Ya sabes qué y cómo quiere el trabajo tu posible cliente? Bien, ahora hay que decirle cuanto cuesta, lo sé, este es el segundo problema con el que nos enfrentamos los inexpertos ¿cómo diablos le cobro? Aquí no te voy a decir como hacer ese cálculo, si por hora o proyecto, por que se trata más de la relación cliente-diseñador, lo que si te digo es que debes ser muy preciso en los precios y los tiempos en que vayas a realizar una chamba. Nunca des costos estimados sin haber analizado toda la información y los procesos en los que tendrás que involucrarte, pues es muy posible que salgan cosas que no tomaste en cuenta y que incrementen el precio, es entonces cuando tu posible cliente va a querer que le respetes lo acordado.
relacion_cliente_disenador.gif

Algo importante, siempre trata con quien tiene la decisión final. Suele suceder que terminas hablando con el asistente que da de sus puntos de vista, los trabajas y al final, resulta que tienes que volver a mover todo por que al Jefe no le gustó por que él tenía otra idea sobre su producto.

Toma en cuenta que no siempre vas a poder hacer todo en un proyecto, me refiero a diseñar, programar, traducir, editar, hacer corrección de estilo, etc., sin embargo, piensa en las personas que te pueden apoyar y el costo de su trabajo; a veces es mejor no llevarse toda la rebanada del pastel, pues más vale conservar un cliente que perderlo por que el trabajo te rebasó en tiempo y capacidades.

Trabaja con un contrato, por sencillo que te parezca el trabajo siempre es necesario, con eso dejas claro cuales son las obligaciones y derechos de ambas partes; en tu carrera encontraras con personas que serán buenos o malos clientes, los últimos podrás detectarlos porque querrán abusar, verte la cara, abaratar tu trabajo, contra ese mal la solución es un contrato.

La cotización siempre deberán estar firmada por el cliente, porque en ciertos casos puede funcionar como un contrato, en ella también especifica algunas consideraciones generales para tener seguridad a la hora de negociar un proyecto. Estas podrían ser:

* Se requiere el 50% de anticipo y el 50% contra entrega
* En caso de cancelación no se devolverá el 50% de anticipo
* Los textos y fotografías serán entregados por el cliente
* Los costos arriba establecidos: NO INCLUYEN el 15% de I.V.A.
* La entrega se llevará a cabo conforme al plan de trabajo acordado a partir de la aceptación de la cotización.
* Cargo por urgencia: 35% sobre el costo.
* Cargo por cheque devuelto: 20% según el Art. 193 de la Ley de Títulos y Operaciones de Crédito.
* Esta cotización tiene una vigencia de 15 días a partir de su emisión.

Cómo veras hay aspectos legales de los que debes estar al tanto, por ejemplo ¿Qué hacer si te devuelven un cheque? ¿Qué pasa en cada caso con los derechos de autor? recuerda que no siempre el cliente termina siendo dueño de todo.

Junto al contrato y la cotización anexa el plan de trabajo para que sea revisado por el cliente. Este nos sirve para que ambos estén consientes de los procesos que se llevarán a cabo, así como los tiempos de entrega. Ayudará de cierta forma a que el cliente evalúe el por que del costo y que no solo esta contratando a alguien que se sienta frente a la computadora.

Trabaja con un anticipo, hasta que aparezca el dinero en tu cuenta comienza a trabajar; es común que los clientes pongan pretextos y no estén de acuerdo en ello, en ese caso argumenta que es una condición para iniciar tu labor. Seré más específico: no hagas trabajo gratis, ni pruebas, bocetos o layout ¡nada!. Si el cliente quiere ver algo para convencerse de contratar tus servicios, que sea a través de tu portafolio o en su defecto entrega una propuesta de diseño aclarando que causará honorarios ¿Ahora entiendes porqué desglosar en la cotización cada uno de los procesos y su respectivo costo? Cliente que tiene problemas para pagarte el anticipo, cliente que tendrá problemas para pagarte todo el proyecto.

¿Ya aparecen cifras de 6 ceros en tu cuenta de banco? Perfecto, entonces a trabajar. En la universidad nos enseñan a hacer tres propuestas para mostrar al cliente, sinceramente no lo recomiendo, a la larga te va a traer dolores de cabeza pues te obligará a mezclar cosas que estaban pensadas con diferentes propósitos, te propongo que sólo muestres una, recuerda: eres el profesional que captó las necesidades del cliente y que por lo tanto, después de un exhaustivo análisis, llegaste la solución, es decir, la que necesita. Lo anterior no impide que pulas detalles que seguramente pasaste por alto, sé abierto a la opinión del cliente en forma objetiva, recuerda que nadie conoce mejor su producto que él.

Una vez que el cliente haya aceptado el diseño será preciso que estampe su firma de aceptación del mismo, lo anterior para prevenir los casos de amnesia y te digan eso no fue lo que yo vi y te veas obligado empezar de cero debido a que no tienes forma de demostrarle lo contrario, no hay pretexto, si se trata de un sitio Web o un interactivo, imprime las pantallas. Este proceso llévalo a cabo en cada una de las entregas parciales hasta la final, te repito, son necesarias y muy útiles.

Ya hablamos de tus tiempos ¿Qué pasa con los del cliente? Una de las cosas que le deben quedar claras es que él debe respetar las fechas en las que se comprometió a entregarte los textos e imágenes, o cualquier otra cosa, tu labor es que no olvide que si viola el acuerdo afecta el plan de trabajo y por lo tanto tus fechas de entrega, es más, apúntalo como una cláusula del contrato.

Cómo habrás notado el común denominador es la claridad, ésta te dará luz en lo que le propongas, te obligará a tener argumentos y por lo tanto ganarás credibilidad como profesional y recuerda: no subestimes la capacidad del cliente.

Trato de diseñador

¿Que pasaría si a los demas profesionistas se les diera un trato parecido a los diseñadores?

Al Abogado.
Licenciado yo sé que usted me pude sacar de aquí, qué es un profesional y todo eso yo lo entiendo bien. Pero verá, ahoríta no estamos listos para efectuar esa clase de inversión. Usted sabe como está la situación y uno no puede andar dándose esa clase de lujos. Si tan solo me hiciera un descuentito… ¿no? … pues ni hablar.

Ahora por lo pronto — para salirle al paso — me va a defender mi sobrino Reynaldito que salió muy bueno para decír mentiras y repartír dinero entre los del ministerio público. Está chavo pero desde chiquillo se le nota el talento. Si viera lo bien que se lleva con las secretarias… es que se pone traje y corbata y hagalo de cuenta recién egresadito de la escuela de leyes.

Va a ver, luego que me prepare mi defensa le digo que se la mande por e-mail pa ver si me le puede hacer unas correccioncillas para que vaya aprendiendo ¿sale?

Al Contador
Mire, como usted sabe, ésta es una empresa muy importante en su ramo y por ello nos vemos obligados a seleccionar muy cuidadosamente a todos aquellos que trabajen con nosotros; por lo tanto usted estará compitiendo en un concurso directamente con otros de los despachos contables mas importantes de la ciudad para obtener el derecho, pues, de trabajar con nosotros.

El concurso consiste en esto: Le vamos a proveer toda la información necesaria para que usted y su equipo de trabajo realice nuestra declaración anual. Debe ser exacta, precisa y sin errores. Considereque su propuesta debe de estar de acuerdo a las últimas tendencias financieras y contables del mundo de los negocios y a la vanguardia en evasión fiscal. La propuesta seleccionada pasará a una segunda ronda donde podremos hablar de costos y presupuestos.

Esperamos que participe Licenciado Monroy, esta es una excelente oportunidad de llenar su cartera de clientes con empresas tan importantes como nosotros y la experiencia ganada no tiene desperdicio.

Al Arquitecto
Oiga ¿usted hace planos verdad? ¡Que padre! ¿Que Autocad usa? ¿En mac o pc? Fíjese que mi abuelo se dedicaba a lo mismo pero antes si era dificil porque lo hacía todo a mano ahora la computadora lo hace todo… ¿verdad?

Al Chef
¡Excelente!. ¡Este pato a la naranja está simplemente excelente!
Aunque si me permite me gustarían unos pequeños cambiecitos antes de comermelo, ya se qué usted es el que sabe pero… no le molesta… ¿o si?

Bien. Lo que pasa es que se me hace como que muy triste. Me gustaria cambiar las naranjas por cerezas porque el color rojo es mucho más alegre… ¿Si conoces las cerezas? Son unas frutitas chiquitas y rojas… si las conoces. Pues ponme unas por’fa.

Y otra cosita, a ver si me puedes dorar poquito más el pato y bañarlo con alguna salsa… acá en la taquería de lado preparan una salsa verde muy rica… ándele, ahí en los tacos de cabeza y buche. ¿Por cierto que le va a hacer falta picante no crees? Le pregunto porque usted es el que sabe… ¿eso cree?… mira, píquele unos jalapeños en escabeche ahí a un ladito y ya probamos como sabe.

Muchas gracias ¡eh!. Que amable es usted, aquí lo espero…

Ah espérese, espérese una cosita más que se me acaba de ocurrír: ¿Que le parece si a la guarnición esa de las papas me le espolvorea tambien tantíta nuez y le pone unas hojitas de cilantro? … Bueno, como usted vea. Por que a fin de cuentas… ¿usted es el experto verdad?.

Ay disculpeme, pero lo que pasa es que quisiera venír a comer a este restaurant y recomendarlo a mis amigas y todo pero … pero para ello tengo que estár 100% satisfecha ¿Si me entiendes?.Porque déjeme le digo que mis amigas si son exigentes de verdad, así que mejor prepárese una canasta de kiwis, yo se lo que te digo.

Oigaaaaa señor chef… se me están ocurriendo otros cambiecitos… ¿le molesta si voy con usted a la cocina a explicarle? ¡Graacias!

Al Cirujano
Voy a ser sincero con usted Doctor: no tengo dinero para esta operación. Asi que ¿Qué le parece si por ahora me deja el apéndice en su lugar y nomas me abre y me cose pa’ presumirle a mis amigos la cicatríz?

Que aparecer en las primeras posiciones de Google es garantía de recibir un importante flujo de visitas, no es ninguna novedad. Las compañías de cualquier sector conocen perfectamente esta dependencia, y se esmeran por mejorar sus estrategias de SEO y SEM para destacar en los resultados del buscador, conscientes de que aparecer más allá de la primera página prácticamente les condena a la invisibilidad.

Pero para destacar en Google, no todo depende de la programación o de la compra de palabras clave: también hay que tener en cuenta elementos relacionados con el diseño de la web. El Google User Experience, un equipo de trabajo que estudia la forma de elaborar diseños eficaces, ha elaborado un decálogo de mandamientos para que una página sea “gugleable”, y satisfaga tanto a los usuarios como a los criterios de calidad que exige el buscador.

Estos son los diez principios a tener en cuenta:
– Centrarse en las personas: un producto bien diseñado debe ser útil para el día a día de los usuarios. De nada sirve incluir tecnologías apabullantes o aplicaciones brillantes pero inútiles, si no se cubren las necesidades de los usuarios.
– Cada segundo cuenta: el tiempo es un bien escaso y valioso, y por eso una página debe cargarse con rapidez, destacar el contenido más relevante, y evitar clics o pasos que no aportan nada.
– La simplicidad es clave: la sencillez es la clave de muchos elementos de un buen diseño, incluyendo la facilidad de uso, la velocidad, el atractivo visual y la accesibilidad. Los mejores diseños son aquellos que incluyen sólo lo que los usuarios demandan.
– Atraer a los veteranos, enganchar a los nuevos: un buen diseño debe invitar a que nuevos usuarios lo prueben, ofrecerles ayuda si la necesitan, y crear aplicaciones simples e intuitivas. Al mismo tiempo, debe tener el nivel de complejidad suficiente para aquellos más expertos que demandan funcionalidades avanzadas.
– Atreverse a innovar: un diseño correcto siempre es necesario y aceptable, pero es el elemento de la imaginación el que lo puede convertir en único.
– Diseñar para el mundo: Internet abre la posibilidad d que infinidad de personas accedan a nuestro producto de muy distintas formas: conexiones rápidas o lentas, diferentes versiones de navegadores, desde un móvil o un PC, etc. El objetivo es crear un producto universalmente accesible.
– Pensar en las necesidades presentes y futuras: cuando un producto es rentable gracias a Google, debe intentar mantener dicha rentabilidad sin interferir en los intereses de los usuarios. Google afirma que nunca intentaría aumentar sus ingresos de un producto si eso significa reducir el número de usuarios en el futuro.
– Alegrar la vista sin distraer la mente: la primera impresión es fundamental para que un usuario confíe en el producto y vuelva en el futuro. Si a ello le acompaña una estética minimalista que no distraiga al usuario de sus objetivos, mucho mejor.
– Ganarse la confianza del usuario: esto se obtiene a partir de elementos básicos, como una interfaz eficiente y profesional, facilidad para volver atrás en cualquier acción, espacios publicitarios claramente delimitados, una terminología bien definida y pocas sorpresas para el usuario.
– Añadir un toque humano: los textos y el diseño deben ser cercanos y familiares, y no aburridos, cerrados o arrogantes. La idea es ofrecer al usuario ayuda de la misma manera que lo haríamos con el vecino.
Por supuesto, el decálogo concluye con el reconocimiento de que ningún producto es perfecto, y que todos necesitan de una revisión y un feedback constantes para seguir mejorando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s